Sobre mi

ELSA GIMÉNEZ

Mi nombre es Elsa Giménez Buendía, soy coach especialista en adolescentes y familias, master en psicología e inteligencia emocional infantil y adolescente y experta en comunicación familiar. Estudié Ingeniería Química porque era buena estudiante y sentía que mi familia esperaba de mí que tuviera un buen puesto de trabajo en una empresa reconocida. 

Hace años lo conseguí, estuve en varios puestos de responsabilidad en empresas multinacionales, pero algo me decía que ese no era mi camino, no me sentía satisfecha, me sentía incoherente con mi esencia. Quizás te suena, es algo que está ocurriendo en muchas personas de mi generación, generación del babyboom. 

El coaching me ayudó a comprender que no era una casualidad que desde bien pequeñita leyera libros de desarrollo personal, compaginándolo en la universidad con libros de ingeniería, era y es mi pasión. 

El coaching permitió que me escuchara a mí misma, me permitió saber quién soy y quien quiero ser. Me hizo ver que el hecho de que desde bien pequeñita me apasionara leer libros psicología positiva y neurociencia no era una casualidad. Gracias al coaching encontré mi IKIGAI, mi propósito de vida: trabajar para conseguir un mundo mejor gracias a la «educación del ser».

Creo absolutamente que un mundo mejor es posible, y siempre digo que “hay que creerlo para crearlo”. Cuando descubres el poder de la mente, de nuestro interior, te das cuenta de que la felicidad depende de nosotros mismos, de nuestros pensamientos. Te das cuenta de que no hay una única realidad, si no que somos cada uno de nosotros quienes construimos nuestra propia realidad según la vemos. 

De esta manera, si aprendemos a ser felices con la realidad que nosotros vemos, aprendemos a gestionar nuestras emociones, a comunicarnos de manera eficaz, a gestionar los conflictos, a saber quiénes somos, a encontrar los recursos en nuestro interior, etc. sin duda un mundo mejor será posible.

Es imprescindible cambiar el paradigma educativo actual y empezar a dar importancia no sólo a formarse para acabar trabajando si no a formarse para acabar siendo, siendo tú mismo, siendo feliz, siendo pareja o siendo padre o madre. Ese es mi sueño, que en los colegios se llegue a formar a los niños en psicología positiva, comunicación eficaz e inteligencia emocional.

«Hay que creerlo para crearlo» 

«Mi sueño es conseguir un mundo mejor mediante un cambio de paradigma educativo basado en la «Educación del Ser»

«El día que descubrí el poder de la mente supe que tenía que expandir el coaching para ayudar a hacer personas capaces, pero sobre todo felices.»

UrEmotional te ayuda a formarte en una educación basada en el coaching, la neurociencia, la psicología positiva y la inteligencia emocional.

Así es como inicié mi proyecto personal, UrEmotional, apasionada y convencida de que un mundo mejor es posible, trabajando para extender lo máximo posible la «educación del ser» y los conocimientos de desarrollo personal que permiten conseguir una vida plena y satisfactoria.

¿Por qué llamarlo UrEmotional?

En el lenguaje online social se suele escribir «Ur» para decir «Your», esa es la idea «Your Emotional», el reconocimiento de tus emociones, la gestión de tus sentimientos, tu inteligencia emocional, aspectos clave para la educación de tu ser, clave para construir un mundo mejor.

¿Por qué adolescentes?

Porque siento una conexión especial con los adolescentes y creo que cada uno de ellos tiene una gran esencia en su interior, son diamantes en brutos que trabajando la conexión con su fuerza interior son capaces de conseguir el camino para una vida de éxito personal,  y, cómo no, tienen en sus manos conseguir de este un mundo mejor con nuestra ayuda

Es cierto que a ningún padre o madre nos han enseñado cómo madura el cerebro de nuestros hijos, no nos han dado nociones de psicología ni de neurociencia, para comprender el comportamiento de nuestros hijos o hijas y así poder acompañarlos mejor. Y es cierto que la edad adolescente es una etapa muy peculiar en la que el adolescente dejar de ser el niño o niña que era pero no sabe el adulto que quiere ser. 

Siento la necesidad de ayudar a los adolescentes a que aprendan a conocerse, autodescubrirse, descubrir sus talentos, encontrar su camino, reforzar su autoestima, gestionar sus emociones, gestionar los conflictos, encontrar los recursos en su interior, en definitiva, siento la necesidad de empoderarlos para que encuentren su lugar de bienestar.

Trabajaré incansablemente para ayudar a las familias a encontrar su lugar de bienestar y poder acompañar a sus hijos de manera más eficaz.